Por fin, después de meses de darle vueltas, barajar opciones y trabajar en ideas, ¡vuelve Russian Red Geek! No sé cuanto tiempo llevaba sin publicar nada, puede que haya llegado al año. Con el tiempo Youtube y las redes sociales empezaron a tomar todo el protagonismo y poco a poco bloggear se fue yendo al fondo de la lista de prioridades. Pero un año da para mucho, desde luego da para echar de menos escribir y crear contenido diferente.

Si os sueno de algo puede que sepáis que yo solía tener dos blogs, uno de belleza (que es con el que empezó todo) y uno más personal. Bien, he decidido que eso era un lío y un poco tontería así que en este blog encontraréis un poco de todo; belleza, vídeos, viajes, libros, reflexiones, recomendaciones de sitios y muchas más cosas que tengo planeadas. Una de las principales razones por las que dejé escribir de lado fue que sentía que ninguna de los blogs me representaba del todo así que aquí está esta web (con dominio y todo, ya era hora) para tenerlo todo juntito y compartir un poco de mi cerebro con vosotros. También quiero que sea una web donde podáis encontrar un montón de recursos cruelty-free que iré actualizando poco a poco, ya que me parece que falta información sobre el tema en español.

Os cuento un poco cómo va a funcionar esto, porque sin un poco de organización esto puede ser un caos: los lunes habrá una entrada de belleza. Los viernes será el turno de youtube con un vídeo de belleza; no siempre lo pondré en el blog porque no me gusta hacer eso de "hola,  aquí tenéis el vídeo de hoy, adiós". Si publico entrada con vídeo será para añadir información útil, más impresiones etc. Los domingos publicaré entrada y/o vídeo personal; sea hablando de libros (sí, vídeos de libros are coming), viajes, Document your Life, etc. Y por último los miércoles será el día en el que publique contenido extra que no me cuadre el resto de días; sea vídeo, entrada, belleza o personal. No pretendo ser super estricta con los días de publicación, si un día no llego no pasa nada, pero me ayuda mucho tener una especie de horario para organizarme. Además me parece que está bien que sepáis cuándo voy a publicar contenido.

Tengo muchas ganas de empezar esta nueva etapa, tengo mucha ilusión por este nuevo proyecto que empezamos y espero que me acompañéis en el camino. Por cierto, ¿no os encanta el diseño? Como siempre he contado con Mireia de Winter Studios y, como siempre, la ha clavado con todo lo que le he pedido. Si alguna vez tenéis pensado rediseñar vuestro blog o crear una web os la dejo 100% recomendada: profesionalidad y una increíble persona detrás.

Por hoy me despido, ¡no dudéis en dejarme peticiones/sugerencias de contenido que queráis ver en los comentarios! Podéis seguirme en bloglovin' para no perderme la pista ;) Nos leemos, ¡un beso!

¡Hola de nuevo!

28.10.16

Uno de mis principales objetivos al crear esta web es reunir el máximo de recursos posibles sobre el tema cruelty-free. Después de más de un año comprando exclusivamente productos que no testan en animales me he dado cuenta de que hace falta más información al respecto, sobre en castellano. Con esto no quiero decir ni mucho menos que yo tenga la verdad absoluta ni que lo sé todo, probablemente me equivoque en más de una ocasión, pero quiero aportar mi granito de arena y ayudar a cualquier persona que quiera pasarse al cruelty-free a no estar tan perdida.

Pasarme a productos que no testan en animales me parecía un paso muy natural después de tomar la decisión en su día de hacerme vegetariana. Quiero aclarar que hoy día no lo soy 100%; en mi casa llevo una dieta vegana, cuando salgo a comer con mis amigos intento encontrar opciones veganas o en su defecto vegetarianas y cuando vengo a casa de mis padres como lo que cocine mi padre porque no quiero ser un coñazo (hablando rápido y mal). Sé que muchos veganos/vegetarianos se estarán llevando las manos a la cabeza, pero eso es lo que funciona para mí tal como está mi vida ahora mismo. Volviendo al tema cruelty-free, comprenderéis que fue algo que me salió de forma natural. Es cierto que me preguntaba qué sería del canal quitando tantas marcas de mi lista de la compra, pero habiendo tantas otras opciones enseguida me di cuenta de que no se notaría para nada.

Es una decisión de la que no podría alegrarme más y estoy deseando compartir recursos y cosas que he aprendido en el camino. Por hoy os dejaré un par de vídeos relacionados con el tema, ¡dejadme en los comentarios sugerencias de entradas sobre el tema!





Hablemos de cruelty-free

27.10.16


The Body Shop es una de esas marcas que siempre ha estado presente en mi rutina de cuidado facial, sobre todo gracias a mi madre. Cuando empecé a tener los problemas típicos de piel adolescente (piel grasa, acne, puntos negros...) me compró la limpiadora e hidratante de la linea de árbol de té que repuse durante años, hasta que empecé a interesarme un poco más por el cuidado facial y fui expandiendo un poco mis horizontes. Aún así, siempre hay un par de productos de la marca en mi rutina y hoy os quiero hablar de dos de ellos.


Manteca limpiadora de camomila: Después de haber probado este formato y el mismo producto en formato aceite tengo que decir que la manteca es mi favorita. Ambos funcionan bien, pero en mi opinión la manteca es más cómoda, dura más (a mí por lo menos me parece que hace falta menos producto) y es algo más efectivo. Es cierto que la textura no es tan "fina" y lujosa como otros productos similares de alta gama pero a mí me parece un muy bien producto para el precio que tiene. Además suelo preferir dejar las limpiadoras más lujosas con otro tipo de ingredientes y propiedades para la segunda limpieza; lo principal que busco de un desmaquillante es que retire todo el producto que llevo en el rostro sin que me reseque o irrite la piel, y este producto cumple exactamente eso.

Mascarilla purificante de carbon del Himalaya: Sí, lo admito: soy un desastre con las mascarillas. Las compro (no demasiadas por suerte), las uso una vez y a no ser que note maravillas se queda en el cajón olvidada hasta que me da por sacarla otra siglos después. Pues bien, con esta he notado maravillas. Quizá no tanto como maravillas, pero me gustó mucho mucho. Últimamente mi piel ha estado hecha un asco; he estado enferma y tomando antibióticos, estresada, comiendo de aquella manera... Así que cuando fui a reponer la manteca y vi las mascarillas me animé a probar la purificante, que es la que sin duda más falta me hacía. La textura es la típica de cualquier mascarilla de arcilla, con esa pinta tan poco sexy. Yo la aplico con las manos, pero probablemente sea mucho mejor si tenéis una brocha plana de lengua de gato para aplicarla. Se nota un efecto mentolado al aplicarlo, una de las pocas cosas que no me emociona demasiado pero también tengo que decir que hace que huela de maravilla. Al retirarla con agua templada y masajeando el rostro se nota una exfoliación que no es muy fuerte pero tampoco diría que es de las más suaves y aunque soy más partidaria de los exfoliantes químicos, tengo que decir que no me disgustó para nada. Una vez retirada la sensación en la piel es de limpieza profunda pero sin ningún tipo de tirantez y una mejora considerable en la textura de la piel. Sin duda ha conseguido que me interese en experimentar un poco más con mascarillas y no descarto para nada probar alguna más de la nueva linea de la firma.

Una reposición y una novedad

26.10.16

.